Posted 22 febrero, 2010 by admin in Blog
 
 

Breve historia sobre el comercio electrónico

El comercio electrónico cambió de rostro desde que Netscape lanzó, en 1994, su plataforma Mozilla. La revolución que esto significó, hoy todavía mantiene su curso: en la actualidad, existen empresas que reportan sumas millonarias anuales, como Amazon, que durante 2009 facturó 9 mil 500 millones de dólares.

La primera empresa que ofreció sus productos a través de internet fue Pizza Hut, en EU. Siguieron el ejemplo muchas otras, sin embargo, en aquel cercano pasado todavía existían muchas limitantes: las páginas cargaban muy lentamente, los navegadores ofrecían muy poca compatibilidad y apenas se comenzaban a desarrollar plataformas para proteger los datos y el dinero de los clientes.

En esta historia hubo compañías que probaron suerte y sólo encontraron la quiebra o la ruina, ya que el mercado a través de internet tuvo una fuerte caída hacia el final de la década de los 90. Sin embargo, ese declive  sólo le dio más fuerza al comercio electrónico. Muestra de ello es que un par de años más tarde, la tienda en línea  iTunes vendió más de 1 millón de canciones a tan sólo 5 días de haber visto la luz pública.

Las compras en línea crecen sin freno y se diversifican enormemente. Hoy podemos comprar desde boletos de avión, pagar nuestras tarjetas de crédito, liquidar algunos servicios, comprar productos de tiendas departamentales a un menor precio, realizar transacciones bancarias, pagar suscripciones, descargar video, música y aplicaciones, entre otros productos.

Las compras en línea crecen cada vez más en nuestro país.  De acuerdo con información de Profeco, en 2007, 51% de los internautas mexicanos compraron por internet a proveedores del área metropolitana, 44% lo hicieron a proveedores en el interior de la República y un 5% compró en el extranjero. No te quedes atrás. Comprar en línea no sólo es seguro, también es rápido, sencillo, cómodo y cada vez más popular.

Imágenes: Archivo


admin