Posted 10 noviembre, 2009 by admin in Blog
 
 

Científicos descubren contaminación por pelotas de golf

El plástico de las pelotas de golf tarda entre 100 y mil años en degradarse, por lo que las 300 millones de bolas perdidas al año sólo en Estados Unidos podrían ser un terrible foco de contaminación, según un reporte de la cadena de noticias CNN.

La evidencia de este problema de contaminación surgió ante un grupo de científicos que estudiaban las profundidades del Lago Ness, en Escocia, en busca de evidencias del mítico monstruo prehistórico. Sin embargo, durante esa tarea, se sorprendieron al encontrar cientos de miles de pelotas de golf cubriendo el fondo del lago. ¿Cómo llegaron hasta ahí? Debido a que los alrededores del lago sirven como campos de práctica para los turistas y golfistas locales que lanzan decenas de pelotas todos los días.

Debido al creciente número de pelotas abandonadas por los golfistas, los investigadores de la Asociación Danesa de Golf diseñó una serie de pruebas para determinar los impactos ambientales de las pelotas en el entorno en las que son olvidadas.

Los científicos encontraron que durante la descomposición, las pelotas de golf liberan grandes porciones de metales pesados. Además, se hayaron niveles peligrosos de zinc en el relleno de caucho sintético. Cuando se sumerge en agua, el zinc se adhirió a la tierra y sus sedimentos envenenan la flora y la fauna.

La nota de CNN cita Torben Petersen, Director de Administrador de la Asociación Danesa de Golf, quien aseguró que el impacto ambiental de las pelotas de golf es desconocido, pero seguramente nada positivos.

Vía: Golf balls: ‘Humanity’s signature litter’

Imagen: G. McFly


admin