Posted 6 octubre, 2009 by admin in Blog
 
 

Colesterol: héroe y villano

¿Sabías que existe colesterol “bueno” y “malo”? El colesterol es un lípido indispensable para la vida, es precursor de muchos otros esteroides (bilis, hormonas sexuales, vitamina D). Se encuentra en todos los tejidos animales, especialmente en el cerebro, la médula espinal, y en la bicapa de las membranas de todas las células del organismo.

Las grasas saturadas (de origen animal y los aceites de coco y palma) contribuyen en mayor proporción  a aumentar las lipoproteínas de baja densidad (LBD) o “colesterol malo” (y por lo tanto el colesterol sanguíneo) que el consumo de alimentos que contienen colesterol. Mientras que las grasas trans, especialmente dañinas, tienen la capacidad de aumentar las LBD y disminuir las LAD (lipoproteínas de alta densidad) conocidas como “colesterol bueno”. Las LAD remueven el colesterol de las células y lo llevan hacia el hígado donde es procesado o excretado, de esta manera disminuyen el colesterol sanguíneo. Por su parte, las LBD lo llevan hacia las células a través de las arterias. Los niveles elevados de colesterol en sangre pueden provocar trastornos cardiovasculares, ya que se puede depositar en el interior de las arterias y bloquearlas (arterogénesis). El ejercicio físico y una dieta balanceada pueden ayudarte a desechar el colesterol malo y evitar enfermedades. ¡Empieza ya!

Imagen: El Gran Dee @flickr


admin