Posted 29 septiembre, 2009 by admin in Blog
 
 

Entre bóilers te veas

El bóiler puede convertirse en un aliado de importancia en tu estrategia de ahorro energético… si conoces su variedad tecnológica y de usos.

- De depósito: tiene un tanque interno en donde se almacena el agua. Cuando el líquido alcanza la temperatura indicada en el termostato, el calentador se apaga. Para determinar cuál te conviene toma en cuenta el número de personas que viven en tu casa.

  • 1 persona con 1 a 3 servicios: de 20 a 100 litros.
  • 2 personas con 4 servicios: de 101 a 130 litros.
  • 3 personas con 5 servicios: de 131 a 150 litros.
  • 4 personas con 6 servicios: de 151 a 200 litros.
  • 5 o más personas, con más de 6 servicios: más de 200 litros.

Este bóiler es ideal para las familias grandes. Si cada integrante se baña después del otro se aprovecha la gran cantidad de agua caliente que se almacena en su depósito.

- De paso de rápida recuperación: el agua tarda menos en subir su temperatura debido a que entra por tubos que se encuentran calientes; por ello, cuando llega el depósito necesita tan sólo algunos minutos para estar lista.

- De paso instantáneo: no tiene depósito: el agua se calienta mientras pasa por la tubería interna. Su ventaja radica en que no utiliza pilotos y funciona sólo cuando se solicita agua caliente. Además, mide sólo de 50 a 80 cm.

Imagen: Kaustav Bhattacharya @flickr


admin