Posted 14 enero, 2015 by Consumidor in Blog
 
 

Transporte sustentable. Dime cómo te transportas y te diré qué respirarás

Usar o no usar el auto, he ahí el dilema. Emplear opciones de movilidad distintas al automóvil particular es todo un reto para millones de usuarios. CSTEmbarq México, una organización encargada de diseñar proyectos de transporte sustentable que se traduzcan en políticas públicas a favor de las ciudades mexicanas y sus habitantes, es pieza cable

Carretas, kayaks, chalupas, automóviles y aviones. Desde su invención, los medios de transporte han sido una pieza clave para el desarrollo de la humanidad, especialmente en el ámbito económico. Sin embargo, a medida que se ha ido sofisticando, al incorporar nuevas tecnologías como los motores de combustión interna, y conforme su número también ha aumentado, los medios de transporte ‒como el automóvil‒ han dejado de ser amigables con el medioambiente, provocando daños a la salud de quienes lo utilizan (y de los que no).

Contrario a lo que muchos piensan, la solución no implica un “regreso” a la época de los carruajes tirados por caballo y el destierro de los automotores. No, la solución apunta, más bien, a un cambio de hábitos y un aumento en las opciones de movilidad para alcanzar una sana convivencia, tanto entre las distintas formas de desplazarse como con la ecología.

Con esta idea en mente, en 2002 surge el Centro de Transporte Sustentable de México (CSTEmbarq). La organización tiene el objetivo de ofrecer soluciones de movilidad sustentable para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las grandes ciudades del país. Y en su esfuerzo no está sola.

CSTEmbarq forma parte de un círculo más grande, conocido alrededor del orbe como la Red Embarq. Esta red es una iniciativa del Word Resources Institute, con sede en Washington, y cuenta con centros en Brasil, China, India y Turquía, además de nuestro país. Nace como una propuesta desarrollada por Nancy Kete y Lee Schipper, quienes participaron en un concurso convocado por la Fundación Shell para elaborar proyectos que ayuden a eficientar y mejorar el transporte, bajando los índices de contaminación de las ciudades de países en desarrollo.transporte sustentable

Para lograr su cometido, los nodos de la Red Embarq inciden en cada región con los grupos locales organizados, quienes al vivir ‒y padecer‒ la movilidad en las ciudades, conocen a profundidad la problemática de la región. De esta forma, Embarq ofrece asesoría y capacitación a estos grupos locales para catalizar y apoyar la implementación de proyectos y políticas públicas en materia de movilidad, transporte público, desarrollo urbano, cambio climático y calidad del aire.

En nuestro país, CSTEmbarq México apoya a agrupaciones como el Centro Mexicano del Derecho Ambiental, el Instituto Mexicano del Derecho Ambiental, el Instituto Mexicano del Consumidor, El Poder del Consumidor, por mencionar sólo algunas.

El proceso del reto

Como usuario, se piensa que las carencias en la infraestructura de los sistemas de transporte son producto de la falta de recursos económicos para su ejecución. Sin embargo, la experiencia de esta organización refleja que esta percepción es errónea, y que el problema real es la falta de planeación y operatividad de los mismos.

En este sentido, el asesoramiento técnico de sus 50 especialistas de alto nivel en distintas disciplinas de alto nivel en distintas durante estos 12 años de trabajo ha generado verdaderas transformaciones de desarrollo en lo que a movilidad urbana en México se refiere. Y sus beneficios han sido palpados por millones de personas.

Gracias al financiamiento de fundaciones internacionales con las que CSTEmbarq coincide en valores, se han podido implementar diversos proyectos en ciudades como el Distrito Federal, Guadalajara, Chihuahua, Puebla y Monterrey, todos dirigidos a diseñar alternativa de transporte transporte sustentable1sustentable y limpio. También ha sido patrocinada por algunas ciudades que no han sido tomadas en cuenta por estos organismos internacionales ‒regularmente de mediana densidad poblacional‒ para desarrollar talleres, conferencias o capacitaciones muy particulares.

Sin importar el origen de los recursos con los que opera, CSTEmbarq México no “reinventa”, por decirlo de alguna manera, los proyectos que resolverán alguna problemática sobre transportación. Su labor es asesorar aquellos que los gobiernos o las autoridades competentes tienen sobre la mesa, integrándoles nuevos elementos e ideas con lo que puedan ser viables para convertirse en políticas públicas integrales. Con esta transferencia de conocimientos, CSTEmbarq México logra que las instancias solicitantes se fortalezcan y puedan ser autosuficientes en la planeación de futuros proyectos, lo que representa ahorro en las finanzas de los gobiernos locales.

Sus principales áreas de acción son:

  • Calidad del aire y cambio climático: analiza la calidad del aire y las políticas de cambio climático de las ciudades, con énfasis en los proyectos de transporte y desarrollo urbano, así como en los elementos económicos que ayudan a mejorar las condiciones ambientales (normas vehiculares, normas de emisiones de contaminantes, etcétera).
  • Sistemas integrales de transporte: apoya a las ciudades en todo lo relacionado con transporte, desde la revisión de los planes hasta la implementación y el seguimiento en la mejora de la calidad del servicio.
  • Desarrollo urbano: revisa todas las políticas de seguridad que permiten que los esquemas de movilidad se puedan implementar. Tienen un impacto macro, porque involucra a la ciudad, pero también micro, porque depende de espacios públicos, accesibilidad que permite transformar a las ciudades.
  • Economía y regulación ambiental: busca promover la aplicación de medidas empresariales voluntarias para mejorar la movilidad de los empleados. Tiene como objetivo involucrar a las empresas en un conjunto de acciones para alentar a sus empleados a utilizar medios alternativos de transporte al trabajo y de regreso a sus hogares.

Metrobús, kilómetros de vida

El automóvil, a pesar de ser muy cómodo, es una de las máquinas más ineficientes, debido a que para transportar a una persona se necesita una máquina de media tonelada, sumando el estrés al que nos somete por el tránsito desquiciado, la pérdida de tiempo y dinero, el desperdicio de recursos y la alta emisión de contaminantes que directa o indirectamente merman nuestra salud. Por estas razones, CSTEmbarq México diseñó uno de los proyectos que más beneficios ha generado a los capitalinos y sus visitantes: el Metrobús. Un medio de transporte urbano que desde su origen se concibió en coordinación con la administración del gobierno del Distrito Federal y que tiene un impacto directo y cuantificable en sus habitantes. Algunas de sus cifras más interesantes son:

  • Realiza más de 450,000 viajes diarios
  • Sus usuarios están menos expuestos a contaminantes durante su viaje
  • Reducción de más de 22,000 viajes en auto por día; es decir, 6% de los usuarios que actualmente se transportan en Metrobús antes se movían en auto
  • Disminución de 30% de accidentes anualmente (de 886 a 128 al año)
  • 30% a 50% de ahorro de tiempo de traslados para los usuarios
  • 80,000 toneladas de CO2 y cientos de toneladas de contaminantes reducidas anualmente
  • Tránsito libre para vehículos de emergencia (ambulancias, bomberos, patrullas, protección civil) en el corredor

transporte sustentable3En este proyecto, la participación de CTSEmbarq México se dio en las siguientes áreas:

  1. Concepción técnica, institucional y organizacional del sistema
  2. Apoyo en la apuesta en marcha del corredor Insurgentes
  3. Encuesta de opinión a usuarios
  4. Estudios, planes y revisiones de calidad de servicio y eficiencia operativa
  5. Revisión estratégica institucional, financiera y operativa para la expansión del sistema

En la Ciudad de México, esfuerzos como el CSTEmparq México han logrado que germine una nueva cultura de movilidad. Desde 2006 a la fecha, algunos de los logros de la capital del país son:

  • El sistema Metrobús ha crecido a cinco líneas, sumando 105 kilómetros de carriles exclusivos y transportando anualmente a 230 millones de pasajeros. Ha sido galardonado con el premio Roy Family 2009 por la Asociación Mediambiental de la Universidad de Harvard por ser un proyecto novedoso y creativo pero, sobre todo, por ser un transporte sostenible en una de las ciudades más pobladas y congestionadas del mundo
  • La ciudad cuenta una línea nueva del metro (aunque actualmente enfrenta problemas técnicos y estructurales que mantienen fuera de servicio a gran parte de sus estaciones, limitando el recorrido)
  • La creación de 141 kilómetros de ciclovíastransporte sustentable4
  • Consolidación de tres corredores Cero Emisiones
  • Los Autobús Exprés de la Red de Transporte de Pasajeros
  • La reducción de aproximadamente 25,000 microbuses
  • El programa de bicicletas de uso compartido Ecobici

Adriana Lobo, directora de esta organización, comenta que el reto es diseñar proyectos integrales para el uso del transporte público sustentable, pero sin perder otras alternativas de movilidad como, por ejemplo, la bicicleta o caminar por las calles, creando al mismo tiempo la infraestructura necesaria para que puedan ser utilizados con seguridad y eficacia. De ahí que sus futuros proyectos están enfocados en mejorar el acceso peatonal y sentar las bases para una seguridad vial en las grandes ciudades mexicanas.

Esfuerzos encaminados como el de CSTEmbarq México ayudarán a cambiar la tendencia de movilidad en las principales ciudades de nuestro país, haciendo uso de la tecnología, pero buscando un maridaje con el medioambiente y, sobre todo, dejando a un lado la dependencia del automóvil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entrevistas:

Adriana Lobo, directora de CTSEmbarq México.

Gisela Méndez, gerente de Vinculación y Transferencia de Conocimiento de CSTEmbarq México

 

Fuente: Revista del Consumidor, Noviembre 2014, #453.

Fotos: Archivo


Consumidor