Posted 8 octubre, 2014 by Consumidor in Blog
 
 

Aspectos a tener en cuenta al elegir un equipo de cómputo

Elegir un equipo de cómputo a tu medida (y dentro de tu presupuesto) puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza si no estás familiarizado con los términos y conceptos básicos.

Conviene conocer ‒aunque sea someramente‒ los elementos que, además de determinar en buena medida su precio, son indicadores delestudio-compu4 poder de cómputo y de las posibilidades de uso que te ofrecen los equipos.

Pantallas LCD LED y multitouch

Actualmente, todos los modelos de computadoras cuentan con pantallas de tecnología de cristal líquido (LCD por sus siglas en inglés) y retroiluminación a base de focos LED ‒de ahí el nombre LCD LED‒, lo que permite diseños más delgados e imágenes más nítidas. Este tipo de pantallas viene en acabados glossy o mate.

Existen pantallas que, además, son sensibles al tacto, conocidas como multitouch o touch. Estas permiten hacer uso de “gestos” ‒movimientos con los dedos para acceder a los programas, editar texto, etcétera‒ sin tener que usar el ratón o el teclado físico. Sistemas operativos como Windows 8 explotan esta característica.

¿Pantalla con acabado glossy o mate?

La decisión de qué tipo de acabado deberá tener tu monitor depende en gran medida de cuál será el uso que le darás y el ambiente donde más tiempo la utilizarás.

El acabado de las pantallas glossy ‒es decir, brillante‒ logra reproducir imágenes más vibrantes y con un mayor nivel de contraste. Sin embargo, tienen la desventaja de reflejar luces o formas sobre su superficie. Aunque no es algo grave, puede resultar molesto en ciertos ambientes.

Por su parte, las pantallas mate no reflejan objetos o luces, resultando una excelente opción, especialmente si planeas utilizar programas de productividad la mayor parte del tiempo (y no de diseño gráfico o edición de foto y video digital).

¿Pantalla multitouch o normal?

Las pantallas touch son una tendencia entre la mayoría de los gadgets, como tabletas, celulares, e-readers e incluso reproductores mp3. Sin embargo, en el caso de los equipos de cómputo, su ausencia (todavía) no es forzosamente una desventaja.

Aunque el sistema operativo Windows 8 está pensando para explotar esta característica, los “gestos” que se realizan con los dedos en la pantalla táctil pueden también ser realizados con el ratón o con el trackpad. Sin embargo, en años venideros, lo más seguro es que se vuelvan cada vez más y más comunes.

Microprocesadorestudio compu2

A este componente se le considera el cerebro de la computadora. Se encarga de ejecutar programas de todo tipo, desde el sistema operativo hasta aplicaciones.

¿El microprocesador lo es todo?

Aunque en buena medida define la potencia de cómputo del equipo, no lo es todo: elementos como la memoria RAM (así como la velocidad con la que lee y escribe datos en ella), el desempeño del disco duro o el sistema de video confluyen para determinar la potencia real del equipo.

Memoria RAM y disco duro magnético (HDD)

Gracias a estos componentes los programas pueden funcionar y almacenarse en la computadora. Mientras la memoria RAM provee un espacio físico para que los programas puedan ejecutarse, el disco duro permite guardar de forma física los archivos que constituyen los programas, así como los que se generan o descargan en el equipo (documentos de texto, fotografías, películas, etc.).

¿Cuánta memoria es suficiente?

Como en otros casos, la respuesta a esta pregunta depende de muchos factores que pueden resultar abrumadores si no estás familiarizado con los términos y conceptos básicos. Por ejemplo, existen características técnicas complejas que explican por qué un disco duro de 1 TB de una marca puede ser más rápido que el de otra compañía, a pesar de ser de igual capacidad. Mismo caso con la memoria RAM.

Nuestra recomendación es que, dependiendo de tu presupuesto, adquieras el equipo que ofrezca la mayor cantidad de memoria RAM y de disco duro. Así tus programas funcionarán lo más rápido posible y tendrás espacio suficiente para guardar toda tu información. Si piensas usarlo para diseño gráfico, dibujo de planos en CAD, edición de foto o video, prefiere grandes cantidades de memoria RAM (6 GB o más, y que la memoria sea del tipo DDR3), además de emplear un disco duro externo de amplia capacidad para que puedas grabar y leer tus archivos.

Disco duro de estado sólido (SSD)

Este elemento es común en las ultraportátiles. Prácticamente, son un tipo de memoria flash (como las lalves omemorias USB) que ofrecen un desempeño notable: además de ser rápidas, requieren menos energía para funcionar y no tienen partes giratorias como en los discos duros tradicionales. Su principal desventaja, amén del alto precio, es su baja capacidad de almacenamiento: desde 64 GB hasta 256 GB por el momento.

Unidad óptica

estudio compuSe trata de la unidad lectora/grabadora de discos CD y DVD. La mayoría de las portátiles analizadas ofrece unidades ópticas competentes que te permitirán leer o grabar discos CD/CD-R/RW y DVD/DVD-R/+RW y DVD de doble capa (DVD+DL).

Muy pocos de los equipos analizados integran el nuevo formato Blu-ray de alta definición (que es más costoso).

¿Forzosamente necesito una unidad óptica?

No. Aunque hoy todavía es común reproducir videos y música grabada en CD o DVD, la tendencia apunta a utilizarlos cada vez menos. Fenómenos como el almacenamiento en la nube, la televisión bajo demanda y el streaming de bibliotecas de audio están reemplazando el lugar que ocupaban. Aparte de que, en caso de necesitar leer o quemar un CD o DVD, puedes adquirir una unidad óptica externa.

Sistema de video y tarjetas gráficas

Este elemento impacta de forma directa el desempeño del equipo al utilizar ciertos programas de manejo de imágenes o video.

La mayoría de los equipos ‒básicos y de desempeño medio‒ usan parte de la memoria RAM para procesar la información necesaria para reproducir videos de internet, películas en formato DVD, la edición de tus fotos caseras y juegos tipo arcadia ‒como solitario, por ejemplo‒.

A este tipo de sistema de video se le llama “de memoria de video compartida” y ofrece un desempeño que va de básico a bueno. Sin embargo, si necesitas un equipo para hacer edición semiprofesional o profesional de video e imágenes de alta resolución, o para jugar videojuegos 3D, es imprescindible que tu computadora cuente con una tarjeta aceleradora de gráficos de alto desempeño.

Conectividad

La conectividad que te ofrece una computadora es un elemento clave al momento de tomar una decisión de compra. ¿Sabes si la impresora que tienes en casa o el trabajo podrá conectarse con tu nuevo equipo? ¿Cuenta con los suficientes puertos de conexión para enchufar todos tus gadgets? ¿Puedes utilizarla como un reproductor de DVD o Blu-ray si la conectas a tu pantalla? ¿Puedes resolver problemas de incompatibilidad entre entradas de equipos con cables o adaptadores?

Estas y otras preguntas similares debes hacerte antes de irte de “safari” por las tiendas de cómputo y electrónica. Por ello, conviene hacer un listado de todos los periféricos y aparatos que sueles ‒o quieres‒ conectar a tu nueva computadora, para verificar que cuente con las ranuras y entradas suficientes.

A continuación te presentamos algunas de las más comunes en los equipos actuales:

USB 3.0 (SuperSpeed USB). Es la versión más reciente del puerto USB. Además de su compatibilidad con periféricos que utilizan el puerto USB 2.0, entre sus bondades se cuenta  ofrecer una velocidad hasta 10 veces más rápida. Lo podrás identificar por el conector hembra en tu equipo, que tienen un color azul cielo, o bien, las letras SS (Super Speed USB).

HDMI (Interfaz Multimedia de Alta Definición). Conexión de audio-video diseñada especialmente para la reproducción de imágenes de video en alta definición (HD). Este puerto permite conectar el equipo a un televisor o pantalla de alta definición para ver películas reproducidas en este formato ‒incluso cuando no están grabadas propiamente en HD‒. A diferencia de la mayoría de las estudio-compu3computadoras, los smartphones y tabletas poseen versiones de estos conectores más pequeñas, denominadas micro HDMI y mini HDMI.

VGA. Se trata de la conexión más común entre una computadora portátil y un videoproyector o cañón. Aunque la resolución que permite es baja, resulta aceptable para este tipo de uso.

Ethernet. Este puerto permite conectar tu equipo a una red de computadoras a través de un cable tipo R45. Su uso es más común en computadoras de escritorio dentro de una red interna ‒por ejemplo, intranet en las empresas‒, o bien, a un módem para poder conectar la computadora a internet. No obstante, algunos equipos portátiles lo integran porque tiene la ventaja de ser una conexión más rápida que el Wi-Fi.

Ranuras de memoria flash. Permiten insertar directamente tarjetas de memoria, como las empleadas por cámaras fotográficas digitales y videocámaras para transferir tus fotos y videos a la computadora. Las tarjetas más comunes son la SD (Secure Digital), SD HC (Secure Digital High Capacity), Memory Stick Pro (MS Pro) y Memory Stick Pro Duo (MS Pro Duo).

USB 2.0 (Bus Serial Universal versión 2.0). Todavía es considerado el tipo de puerto más común para conectar periféricos y otros aparatos a la computadora. Existen versiones más pequeñas, denominadas micro y mini USB. Ambas son compatibles con este puerto, pero necesitarás un cable adaptador especial para usarlos.

Wi-Fi (IEEE 802.11). También se le conoce como Wireless-Fiidelity. Se trata de una conexión inalámbrica para redes de computadoras y de acceso a internet. La última versión, identificada como 802.11n, es la más rápida; la versión anterior, conocida como 802.11g, aún existe en algunos sitios. Varias cadenas de restaurantes y negocios te ofrecen la posibilidad de conectarte a internet desde tu laptop, tableta o smartphone “gratis” (generalmente, al consumir sus productos) haciendo uso de este puerto.

 

Glosario

  • Conector hembra/macho: se distingue así a los conectores que tienen un punto saliente (macho) de los que poseen un receptor para dicha punta (hembra).
  • Gadget: palabra en inglés para el término “dispositivo electrónico”. Puede ser desde un Smartphone, hasta una tableta o cualquiera otra innovación tecnológica.estudio compu2
  • Periféricos: los aparatos o dispositivos auxiliares e independientes que son conectados al equipo. Por ejemplo, ratones, cámaras digitales, impresoras, discos duros externos, etcétera.
  • Poder de cómputo: en términos simples, se refiere a la velocidad con la que un equipo procesa los datos. Entre más rápido procese información ‒es decir, mayor poder de cómputo posea‒, la computadora será capaz de correr programas más complejos, demandantes y pesados. Este atributo está determinado por el tipo de microprocesador, la memoria RAM, la tarjeta de audio y video, entre otros factores.
  • Puerto: igual que los embarcaderos o las marinas de las costas, los puertos informáticos son “puntos de contacto” donde se realizan intercambios de datos. Pueden ser físicos ‒donde conectas una memoria USB, por ejemplo‒ o virtuales; es decir, del software.
  • Software: se trata del conjunto de datos intangibles que se encuentra en la memoria de nuestro equipo (sea una computadora, una tableta o un smartphone)
  • Tarjeta de memoria: son dispositivos de almacenamiento de información con la capacidad de retener los datos a pesar de estar apagada.
  • Terabyte: es una unidad de medición informática. Equivale a 1000 GB ‒que es mucho (pero realmente mucho) espacio de almacenamiento‒.
  • Trackpad: es el panel táctil que encuentras en la mayoría de las laptops. En algunos modelos, además de controlar el cursor, te permite hacer “gestos”; es decir, comandos específicos con ciertos movimientos de las yemas de los dedos.
  • Video en alta definición (HD): sistema de video con cuatro veces mayor definición que la estándar.

 

 

 

Fotos: Archivo


Consumidor