Posted 13 junio, 2014 by Consumidor in Blog
 
 

Planea bien tus vacaciones familiares y acertarás

Sólo faltan unas semanas para que inicien las vacaciones, y de aquí a entonces, tienes que planear cada uno de los aspectos que impactan directamente tu bolsillo; así podrás relajarte durante el viaje y a tu regreso. Por eso, a continuación te damos unos consejos útiles para que disfrutes sin endeudarte:

  1. Revisa tu presupuesto mensualPlanea tus vacaciones
    Es muy importante que antes de planear tus vacaciones conozcas de cuánto dinero dispones, sin preocuparte por contraer deudas futuras. Analiza a detalle tu presupuesto e identifica la cantidad que puedes destinar para tus vacaciones.
  2. Planea el itinerario
    Ya que sabes cuánto puedes gastar, es momento de planear. Elige un destino, el número de días que estarás de viaje, el hospedaje y el medio de transporte, así como los gastos diarios, como alimentación, paseos y actividades a realizar. Si vas en grupo, es indispensable que entre todos decidan y busquen alternativas que se adapten mejor a su presupuesto.
  3. Elabora un presupuesto
    Sé precavido y planea conforme a tus posibilidades económicas. Desequilibrar tus finanzas no es una buena forma de consentirte. Si tu presupuesto no alcanza para viajar a la playa, por ejemplo, busca destinos más económicos o reduce el número de días, para disminuir los costos.
  4. Compara precios
    Antes de decidirte por alguna opción, es importante comparar al menos tres alternativas distintas. Considera los paquetes todo incluido, para no tener que preocuparte por los gastos de alimentación y bebidas; en cuanto al tipo de habitación, las triples o cuádruples generalmente son más económicas.
  5. Reduce gastos
    Lo ideal es planear las vacaciones con al menos seis meses de anticipación. Durante ese tiempo, entre todos pueden reducir algunos gastos en su hogar para el viaje. Por ejemplo, lleva tus propios alimentos a la oficina o a la escuela; reduce las salidas costosas los fines de semana; elimina los gastos “hormiga” -café mañanero, refrescos, papitas, dulces, revistas, etcétera-. Vale la pena el sacrificio: ¡son las vacaciones!
  6. Si piensas pagar con tarjeta
    Antes de hacerlo, ten en mente estos consejos:
  • No gastes más de lo que puedas pagar. Recuerda que si a tu regreso no liquidas el adeudo total, luego lo harás con intereses y afectando la economía familiar.
  • Verifica si tu capacidad de pago te permite realizar el gasto. No olvides que tu tarjeta de crédito no es dinero adicional, sino un préstamo que tendrás que devolver con los intereses que correspondan.
  • Revisa las fechas de corte de tus tarjetas, para que sepas cuál de ellas te conviene utilizar. Es mejor usar aquéllas cuya fecha de corte haya pasado recientemente, así podrás financiarte hasta por 50 días sin pagar intereses.
  • Aprovecha los paquetes que ofrecen las agencias de viajes o los sitios de internet especializados. Puedes encontrar descuentos atractivos o pagar con tu tarjeta de crédito a meses sin intereses; recuerda siempre comparar al menos tres opciones.
  • Si quieres pagar a meses sin intereses, revisa tus estados de cuenta. Si ya tienes varias compras bajo este esquema, calcula cuánto pagarás al adquirir una deuda extra.
  • No pases la tarjeta de crédito aquí y allá. ¡Úsala con responsabilidad!

 

Para que tus siguientes vacaciones sean como deseas, comienza a planearlas desde hoy, inclúyelas en tu presupuesto mensual y destina una cantidad a este concepto.

 

Fotos: Archivo


Consumidor