Posted 21 mayo, 2014 by Consumidor in Audio
 
 

Mitos y realidades del aceite vegetal [Revista del Consumidor Radio Exprés #21]

Los mitos alrededor de algunos alimentos representan uno de los problemas más comunes de la nutrición, y una de las creencias más populares es pensar que las grasas causan obesidad, cuando en realidad las principales causas pueden ser genéticas, la falta de actividad física y los vicios en la alimentación.

En la emisión de hoy hablaremos sobre los mitos y realidades del aceite comestible.

Es importante saber que el consumo de algunas grasas es necesario para realizar funciones vitales de nuestro cuerpo, como distribuir por nuestra sangre las vitaminas A, B, E, K; regular la temperatura corporal, formar hormonas, dar energía y proteger el sistema cardiovascular.aceite

Mitos y realidades

  • Los alimentos fritos son malos. Falso, una fritura puede formar parte de una alimentación saludable, siempre y cuando se utilice un aceite de excelente calidad que no se mezcle con uno quemado y que no haya sido usado antes. Ojo, las frituras deben ser consumidas de forma esporádica y no ser la base de nuestros alimentos.
    Los aceites de oliva y canola son una buena opción, un tip es usar aceite muy caliente y no sobrecargar de alimentos la sartén o freidora para lograr una cocción y fritura más rápida.
  • Las grasas transgénicas aumentan el colesterol. Esto es verdadero, ya que en nuestro cuerpo las grasas transgénicas o trans ocasionan que el colesterol bueno disminuya y suban los de colesterol malo, poniéndonos en riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón. Lo ideal es evitar estas grasas en la alimentación.
    Las grasas trans son el resultado de un proceso químico de los aceites vegetales para que se conserven más que otros, los encontramos en margarinas y en todos los alimentos que la industria hace, como galletitas y pastelitos. Actualmente es obligatorio mencionar en los empaques el contenido de grasas trans en la tabla nutricional de los alimentos.
  • El aceite frío no engorda. Falso, el aceite aporta nueve calorías por cada gramo, ya sea frío o caliente. Sin embargo, durante el calentamiento los aceites alteran sus características y pueden ser malos para la salud. Es por eso que los profesionales recomiendan consumir los aceites crudos y no reutilizar los que ya se usaron para la fritura o preparación de los alimentos.
    Los aceites de oliva, aguacate, o el de uva son muy ricos para aderezar ensaladas.
  • Cocinar con aceite vegetal es más saludable que con manteca. Verdadero, las grasas dan muchas calorías y pocos nutrientes. La manteca, al ser de origen animal, es fuente de grasas que al consumirlas en exceso elevan el colesterol en la sangre. Los aceites, al ser de origen vegetal, pueden incluirse en la alimentación en proporciones adecuadas, lo recomendable es una cucharada por día, dividida entre las tres comidas principales.

Descarga este audio

 

Revista del Consumidor Radio Exprés es un programa en el que Fernanda Tapia y sus invitados abordan temas de consumo de manera breve y sencilla para ayudarte a consumir de manera inteligente.

Fotos: Archivo


Consumidor