Posted 2 abril, 2014 by Consumidor in Audio
 
 

Tiempos compartidos [Revista del Consumidor Radio Exprés #14]

Ya se acercan las primeras vacaciones del año, y con ellas las ganas de salir a algún pueblo mágico o a la playa, o bien, a un valle con montañas y lagos para relajarnos. Cualquiera que sea el plan seguro encontrarás a tu paso a algunas personas que amablemente te invitarán un desayuno, o una plática para que conozcas sin compromiso los servicios de algunos hoteleros o agentes de viajes. Pero antes de sentirte consentido por estos amigos vacacionales, será mejor que te enteres sobre los tiempos compartidos.

Los tiempos compartidos son la venta anticipada de los espacios turísticos vacacionales, es decir, hospedajes en hoteles o condominios con un precio fijo y un pago anual de mantenimiento para que puedas ir con tu familia durante un número determinado de veces, estos tiempos compartidos te otorgan una membresía o tarjeta en la que eres parte del club de personas que van a ese lugar. Así como un reglamento interno en el que se te informa por cuánto tiempo podrás vacacionar en ese lugar, cuántas veces al año, la cantidad de personas que puedes llevar, si es familiar o, con peros, para grupos de jóvenes.

La mala fama hacia los tiempos compartidos se debe a que a veces algunos vendedores o promotores de estos servicios usan publicidad engañosa, prometiendo más de lo que en realidad pueden ofrecerte. Pero esto no es algo que queda fuera de la vista de Profeco, por lo que puedes denunciar estas acciones con nosotros.

Los tiempos compartidos no son del todo malos ya que tienen algunas ventajas, como:

  • Compartir el uso y gasto del mantenimiento de una casa, habitación o departamento en la que nos hospedaremos.vacaciones
  • Si piensas que no la vas a ocupar, puedes rentarle ese tiempo a un amigo o familiar.
  • Puedes alargar el tiempo de estancia de la familia sin que sea tan caro como en un plan vacacional tradicional.
  • Tienes la posibilidad de preparar tus propios alimentos y ahorrarte esos servicios extra, además puedes irte en temporadas consideradas altas y por un costo menor al que los demás podrían pagar por salir de vacaciones.

No está tan mal ¿no?

Si bien ya te hablamos de las ventajas que pueden tener los tiempos compartidos, también es bueno buscar las desventajas, para así poder elegir lo que más nos convenga. Por ejemplo, la publicidad engañosa puede ser algo que haga que nuestra experiencia vacacional se vuelva una pesadilla. Por ello, te recomendamos:

  • Investigar sobre ellos, el lugar y los servicios que dan.
  • Una vez que escuchaste al vendedor y aclaraste todas tus dudas (le preguntes todo lo que no sabías y todo lo que no te había quedado claro), ahora sí es momento de decidir si lo compras o lo dejas pasar.
  • Si el voto es a favor de la compra, te recomendamos asegurarte de que el contrato o documento que garantice la compra esté debidamente registrado ante Profeco.
  • Si continúas pensándolo porque tienes dudas sobre la calidad del servicio o la fama que tenga con otros consumidores, entra al Buró comercial de Profeco en burocomercial.profeco.gob.mx

 

Descarga este audio

 

Revista del Consumidor Radio Exprés es un programa en el que Fernanda Tapia y sus invitados abordan temas de consumo de manera breve y sencilla para ayudarte a consumir de manera inteligente.

 

Fotos: Archivo


Consumidor