Posted 26 marzo, 2014 by Consumidor in Audio
 
 

Guía para un empeño eficaz [Revista del Consumidor Radio Exprés #13]

Todos, en algún momento, hemos atravesado una crisis financiera. A veces, después de no encontrar a un amigo, vecino o familiar que nos pueda echar la mano, decidimos que la única manera de tener un dinerito es por medio de un préstamo prendario, es decir, el empeño, que no es otra cosa que obtener un préstamo dejando como garantía de pago algún bien, por ejemplo, una joya o un aparato electrodoméstico. Este servicio lo ofrecen las casas de empeño. Pero antes de aventarte a empeñar algo, te conviene saber cómo funciona este servicio.

  1. Cuando llegues al local, el primer paso será que la gente que trabaja ahí haga un avalúo o cálculo del valor de la prenda, para que sepas cuánto cuesta a los ojos de la casa de empeño y de ahí ellos te ofrezcan lo que pueden prestarte. Lo más común es que presten sólo entre 25% y 45% del valor de la prenda. Así que antes de dejar tus bienes, visita distintas casas de empeño para que compares el servicio y la cantidad de dinero que te dan para que elijas la que más te convenga.Guía para un empeño eficiente
  2. Una vez que el personal de la casa de empeño te dé a conocer el monto o cantidad del avalúo, también está obligado a explicarte los plazos, es decir, el tiempo en que deberás pagar el préstamo, así como las condiciones que debes cumplir para recuperar la prenda u objeto empeñado. Es importante que sepas que todas las casas de empeño te cobrarán intereses, además de seguros contra robo, almacenaje e IVA.
  3. Debes llenar y recibir copia de la tarjeta de empeño, con todos tus datos y el contrato correspondiente entre la casa de empeño y tú, el cual es muy importante que cuides para que puedas recuperar tu prenda o hagas el refrendo de éste por si la situación económica sigue mal.
  4. Para hacer el refrendo debes acudir a la casa de empeño y pagar los costos del periodo vencido y solicitar el refrendo, así amplías el tiempo en el que puede volver a tus manos el bien empeñado. Tienes derecho a recuperar lo empeñado siempre y cuando los pagos sean cubiertos y presentes la boleta de empeño.
  5. En caso de que se venza el plazo y la empresa venda tu prenda, la casa de empeño tiene que pagarte un porcentaje llamado demasía. Si se diera el caso que te dijeran que no quedó nada de demasía, deben entregarte por escrito el desglose de los cargos que aplicaron al dinero que ellos obtuvieron por la venta.

Recuerda informarte perfectamente antes de asistir a solicitar un préstamo económico a cambio de algo en una casa de empeño y verifica que esté registrado ante Profeco.

Descarga este audio

Revista del Consumidor Radio Exprés es un programa en el que Fernanda Tapia y sus invitados abordan temas de consumo de manera breve y sencilla para ayudarte a consumir de manera inteligente.

 

Fotos: Archivo


Consumidor