Posted 10 marzo, 2014 by Consumidor in Audio
 
 

Tecnología Doméstica Profeco: Bebida de almendras [Revista del Consumidor Radio #11]

Hoy vamos a elaborar leche de almendras, o mejor dicho, bebida de almendras y se puede consumir acompañando el cereal o para otras preparaciones. Es muy rica y muy buena, sobre todo para quienes no pueden tomar leche de vaca o no les gusta tanto el sabor de la leche de soya o arroz. La leche de almendras es muy difícil de conseguir en supermercados o es muy cara, por esta razón te invitamos a elaborarla siguiendo los pasos de esta Tecnología Doméstica Profeco.

La bebida de almendras está compuesta por la mezcla de almendras finamente molidas con agua, es baja en calorías, grasas, carbohidratos y además libre de gluten. En los últimos años se ha demostrado que la leche de vaca podría ocasionar, en algunas personas, intolerancia o alergia que se manifiesta con inflamación y malestares cuando la consumen, es por ello que esta “leche” de almendras es una excelente alternativa para sustituirla.

Bebida de almendras. Leche de almendraBeneficios al consumir bebida de almendras elaborada en casa son:

  • Es de origen vegetal, natural y equilibrada
  • No contiene aditivos ni conservadores
  • Es rica en vitaminas E, D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio
  • Es más baja en calorías que la leche de vaca
  • Un vaso de bebida de almendras contiene alrededor de 70 calorías, mientras que la de vaca contiene 86 calorías aproximadamente
  • Ayuda en la digestión y sirve también para mejorar condiciones gastrointestinales
  • Tiene un alto porcentaje de fibra soluble e insoluble que protege la pared intestinal, sobre todo a nivel del colon
  • Regula la velocidad de absorción de azúcares y colesterol

Descarga este audio

Descarga el PDF de esta Tecnología Doméstica Profeco

Tecnología Doméstica Profeco en Revista del Consumidor Radio es un programa conducido por Fernanda Tapia y Miguel Ángel Meza, en el que se ofrecen recetas para que los consumidores aprendan a preparar alimentos y productos sin invertir mucho dinero.

Fotos: Archivo


Consumidor