Posted 25 febrero, 2014 by Consumidor in Blog
 
 

Estudio de calidad de básculas personales

Actualmente es posible encontrar, en tiendas departamentales y supermercados de todo el país, una gran oferta de marcas y modelos de “básculas personales” o “básculas de baño”, diseñadas para el uso personal en la comodidad del hogar. A pesar de la variedad de opciones, se pueden dividir en dos grandes tipos: las mecánicas (analógicas) y las electrónicas (o digitales). Ambos tipos, aunque son para uso doméstico, tienen características diferentes  que conviene conocer antes de salir a buscar el modelo que nos llevaremos a casa.

Se analizaron 32 modelos de 18 principales marcas de básculas personales que se encontraron a la venta en el mercado nacional en tiendas departamentales, de autoservicio y especializadas en electrónica del país.

Descarga el PDF de este estudio de calidad

Una rutina de peso

Además de los regímenes de adelgazamiento, existen otras condiciones de salud que requieren llevar un registro y control preciso del peso. Por ello, es necesario tomar en cuenta algunos factores que pueden alterar la exactitud en el resultado que arroje la báscula. básculas

  • No te peses diario. Procura espaciar las tomas en intervalos constantes, como cada tres días, una vez por semana, etcétera.
  • Hazlo con la menor cantidad de ropa posible. La ropa, calzado, llaves, carteras u otros objetos que llevemos en los bolsillos pueden afectar la medición de la báscula. Si no puedes pesarte desnudo, procura hacerlo siempre con la misma ropa para que arroje una medida constante.
  • Cerciórate de su buen funcionamiento. En los modelos mecánicos conviene revisar que el dial esté marcando cero cuando no haya un peso sobre la plataforma. Las pesas electrónicas se calibran solas.
  • Utiliza la misma báscula. Estos aparatos -especialmente los mecánicos- necesitan calibrarse después de un cierto tiempo de uso. Pesarte en la misma báscula al menos te asegura que la medición será constante.
  • Pésate por la mañana o en las mismas condiciones. Procura pesarte temprano, sin ropa y en ayunas. La hidratación, lo que hayas comido, o incluso si estás menstruando, puede afectar la medición que arroje la báscula.

 

 

 


Consumidor