Posted 21 mayo, 2009 by admin in Blog
 
 

Almacena tus alimentos de manera correcta

Seguir los pasos del consumo saludable no sólo es sinónimo de comer alimentos benéficos para nuestra salud: también es importante adoptar medidas que nos ayudarán a conservar y cuidar los productos que compramos. Si tomas ciertas precauciones no sólo estarás pendiente de tu salud y la de tu familia, también consentirás a tu cartera. Sigue estos consejos y conviértete en un consumidor saludable y ejemplar.

  • No está de sobra insistir: antes de adquirir cualquier alimento es importante que revises que la fecha de caducidad o consumo preferente no haya vencido.
  • Toma en cuenta que la fecha de caducidad se reduce si el empaque se encuentra deteriorado o fuera de su envoltura original. De hecho, lo mejor es no comprar un producto en esas condiciones.
  • Aunque la fecha de caducidad o consumo preferente esté vigente, no consumas productos con el más leve olor desagradable.
  • Almacena los alimentos en los lugares y condiciones adecuados, dependiendo del tipo de producto (alacena, refrigeración o congelamiento). Si tienes dudas, lee con lupa la información en el empaque.
  • No sobresatures el refrigerador, porque esto evita que el aire circule libremente y que los alimentos se conserven en condiciones óptimas.
  • Coloca en la fila de enfrente de la despensa los productos más próximos a caducar.
  • Revisa cada semana la alacena y si encuentras productos con fecha de caducidad vencida, deséchalos en el acto. Alguien más puede confundirse y consumirlos. Deshazte de ellos de esta manera:
  • Productos líquidos: ábrelos y vacíalos directamente en el drenaje. Enjuaga el interior de los Tetra Pak, pues así facilitarás el proceso de reciclaje.
  • Nunca tires al drenaje los restos de aceite de cocina usado, pues pueden contaminar las reservas públicas de agua. Más bien, deja que el aceite se enfríe y viértelo en una botella de plástico común. Cierra la botella y deséchala.
  • Productos enlatados: abre la lata y tira su contenido sólido en bolsas de plástico. De esta manera evitarás su consumo accidental.

Imagen: Vanessa Ferrer1989 @flickr


admin