Posted 20 mayo, 2009 by admin in Blog
 
 

10 consejos para ahorrar en los clubes de precios

¿Decidiste adquirir una membresía en Sam’s, Costco o City Club? Probablemente hiciste esta elección con el propósito de ahorrar. Sin embargo, para lograrlo necesitas tomar ciertas precauciones. Exprime tu membresía al máximo y aprovecha de verdad las latentes ventajas que ofrecen los clubes de compra. Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Para comparar los precios de los clubes de compra con los de otro tipo de tiendas, debes hacerlo sobre los costos unitarios de cada producto, es decir, por pieza, por litro o por kilo. Calma, no te agobies. No tienes que visitar todas las tiendas: en profeco.gob.mx encontrarás el programa Quién es Quién en los Precios, que te ofrece información de 27 ciudades, para más de tres mil productos, en mercados y tiendas de autoservicio.
  2. Trucos para comprar mejor: en Costco, un “.97″ al final del precio indica por lo general que se trata de mercancía descontinuada o que no se ha vendido rápido. En Sam’s, una “C” al final del número del artículo significa que éste ha sido cancelado y que ya no lo surtirán; la letra “A” significa que el producto está activo y seguro lo encontrarás en tu próxima visita.
  3. Considera la distancia de tu casa al establecimiento. Si este último se encuentra lejos, lo más seguro es que lo que ahorraste se te vaya en gasolina. O, peor aún, que batalles para llevarte las enormes presentaciones de productos en el taxi o en el transporte público.
  4. Lo ideal es que al menos un par de familias se organicen para planear sus compras y así aprovechar al máximo tanto los precios como las grandes presentaciones de los productos.
  5. No compres al mayoreo productos que se echen a perder pronto o medicamentos con fecha de caducidad corta. Si lo haces, lo más seguro es que terminarás por tirar muchas cosas a la basura.
  6. Si no te conviene pagar las suscripción, podrás pedirle a un amigo con membresía que te deje acompañarlo.
  7. Ten cuidado con los productos que no conoces. Puede estar muy barato, pero si descubres que ese gigantesco galón de jugo no te gusta, terminará en el drenaje.
  8. Los principales clientes de estas tiendas son los propietarios de pequeños y medianos negocios, así como familias que hacen grandes consumos, por lo que es recomendable visitarlos sólo cuando realmente hagas compras significativas.
  9. Considera el gasto de tu membresía. Si sólo vas un par de veces al año tal vez no sea la mejor inversión.
  10. Comprar al mayoreo siempre implica el riesgo de que te conviertas en un derrochador. Trata de ser un consumidor crítico.

Imagen: Rosa Say@flickr


admin