Posted 22 agosto, 2011 by admin in Blog
 
 

Lavar el auto con la menor cantidad de agua posible

Aunque sea la forma más fácil, seguramente tu sentido común ya sabe que el instrumento menos ecológico que puedes utilizar para lavar tu auto es la manguera. Existen otras formas para dejar tu coche radiante sin llegar al despilfarro de agua, este es nuestro consejo:

Utiliza solamente dos cubetas: una a la que le pondrás jabón y otra que usarás para enjuagar. Si es posible, llena las cubetas con el agua que despacha tu regadera mientas llega a la temperatura adecuada para bañarte.

Para hacer el jabón puedes utilizar nuestra Tecnología Doméstica Profeco de chamú para autos. Da clic aquí para conocerla  o puedes usar media taza de jabón para trastes con ¾ de taza de detergente líquido para ropa, mezclados en una cubeta de agua.

Posteriormente cubre el coche con la mezcla de jabón que hayas utilizado, hazlo con una esponja suave (no zacate para evitar rayones), pues si viertes la mezcla volteando la cubeta poco a poco, se desperdiciará mucha y no será suficiente para cubrir toda la superficie.  Ya que hayas tallado bien las zonas sucias y el coche esté enjabonado, utiliza el agua de la otra cubeta para enjuagarlo con la misma técnica de la esponja o con un trapo o jerga que vayas exprimiendo.

Para secarlo utiliza papel periódico, verás que absorbe de maravilla y no quedarán marcas como sucede cuando se pasan trapos.

Quizás te lleve más tiempo esta técnica pero el ahorro de agua vale la pena: no gastarás más de 40 litros, en cambio con la manguera puedes llegar a desperdiciar hasta 500 litros de nuestro líquido vital. Recuerda que también es importante  no lavar los coches sobre el pasto, ya que la mezcla de detergentes es muy dañina para la tierra, es mejor que lo hagas sobre el pavimento, en donde los restos de agua puedan irse al alcantarillado.

Fuente: El País y Ahorro y Economía 


admin