Posted 5 julio, 2011 by admin in Blog
 
 

Dale el uso correcto a tu lavadora y secadora

Definitivamente la calidad de tu lavadora y secadora influye en el trabajo que realiza para tratar tu ropa, sin embargo, así hayas elegido el mejor centro de lavado mucho tiene que ver con el uso que le das. Si no sabes qué es lo que estás haciendo mal para que tu ropa siempre salga encogida o con la rigidez de un cartón, aquí te van algunos tips:

  • Separa las prendas de color claro de las oscuras y las prendas que se lavan en agua caliente (generalmente las de algodón) de las que se lavan en agua fría (generalmente materiales sintéticos).
  • La ropa que suelta pelusa, como la franela, no debe de mezclarse con las que la atraen, como la pana, el terciopelo y las prendas con estampados.
  • Vacía las bolsas y cierra las cremalleras de los pantalones antes de echarlos a lavar.
  • Si alguna prenda tiene un hoyo, no la metas antes de enmendarlo, en la lavadora suelen hacerse más grandes.
  • En las áreas que se encuentren más sucias, como sucede en los cuellos y puños de las camisas, rocía un poco de detergente en polvo antes de meterlas a lavar.
  • La capacidad de una lavadora o secadora no es toda su superficie. Nunca la llenes a más de tres cuartos.
  • Revisa en las etiquetas de tus prendas cuál es la temperatura máxima que resisten en la secadora.
  • Tu ropa saldrá menos arrugada si la carga llena menos de la mitad de la superfice de tu secadora.
  • Procura que las prendas que metas por carga a tu secadora sean de peso similar, así se secarán de forma más pareja.
  • Cuando la secadora termine su trabajo, saca las prendas de inmediato para evitar que se arruguen.

Da clic aquí si quieres ver el estudio de calidad de centros de lavado.

Fuente: Consumerreports.org

Foto: Archivo


admin