Posted 27 junio, 2011 by admin in Blog
 
 

Cambios en las etiquetas de cremas de protección solar

El pasado lunes 13 de junio, la Agencia de Medicinas y de Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) impuso nuevas normas a los fabricantes de protectores solares en Estados Unidos: ahora las compañías tendrán que poner a prueba sus productos para evaluar la verdacidad de la información que declaran en su etiqueta. Así se sabrá con exactitud si el grado de protección solar inscrito en el empaque es el verdadero. Además, las marcas que aseguran ser a prueba de agua y sudor también tendrán que someterse a análisis para que la FDA las apruebe y les permita tener esa información declarada en el producto.

Los productos que superen la prueba tendrán un letrero que indicará que el contenido del envase puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer y envejecimiento temprano de la piel, de lo contrario (si la prueba no es superada), el producto tendrá que mostrar una advertencia que indique que el contenido no ha podido probar su capacidad para reducir el cáncer y otras enfermedades de la piel.

Otro cambio que la FDA impondrá es que las marcas no podrán exhibir un grado de protección mayor al 50, pues ya se comprobó que ese es el número máximo que una crema solar puede tener, es decir, entre el 50 y el 100 no hay diferencia, esta es solo una estrategia de mercadotecnia.

Las marcas más grandes como Coppertone y Neutrogena tienen un año de plazo para cambiar la información en sus etiquetas, y marcas más pequeñas que venden menos de 25 mil dólares anuales tienen dos años de plazo para aplicar estos cambios.

Mientras tanto la FDA le sugiere a los consumidores lo siguiente para el uso de bloqueadores solares:

  • Busca las marcas que tienen alguno de los siguientes compuestos como ingredientes activos: avobenzona, Mexoryl SX, óxido de zinc y óxido de titanio. Está comprobado que estos ingredientes protegen contra rayos UVA.
  • Asegúrate que la crema solar no contenga un grado de protección menor al 15 para uso diario y menor al 30 para uso excesivo de exposición al sol.
  • Úntate el bloqueador 30 minutos antes de salir al sol y refuerza cada dos horas, especialmente si estás sudando o nadando.
  • ¡No seas tacaño con la cantidad que usas! Los expertos recomiendan utilizar una onza para cubrir todo el cuerpo, esto equivale a aproximadamente dos cucharadas soperas.
  • Un bloqueador dura en buenas condiciones unos tres años, si ya pasó ese tiempo es mejor que lo tires, sin embargo, no debe durarte tanto ¡porque tienes que usarlo todos los días!

Fuente: Consumersearch.com

Foto: Archivo


admin