Posted 29 abril, 2011 by admin in Blog
 
 

¡Aguas con el calor!

No hay una solución para acabar con el calor corporal por completo sin hacer uso de la tecnología. Sin embargo existen algunas medidas que pueden ayudarte a soportarlo:

  • Báñate con agua tibia antes de dormir.
  • Utiliza mosquiteros en las ventanas y abre algunas de modo que hagan corriente.
  • Toma muchos líquidos, de preferencia sin azúcar. El agua mineral con sal, limón y muchos hielos es una buena opción para refrescarte.
  • Procura que pasen dos horas entre tu último alimento del día y la hora de acostarte. De lo contrario, tu temperatura corporal estará más alta y te costará más trabajo conciliar el sueño.
  • Congela una bolsa de arroz y colócatela en los pies a la hora de dormir, te será de gran ayuda.
  • Vístete ligero y de colores claros. Una sombrilla o un sombrero son buenos protectores contra el sol.

También es bueno que conozcas cuáles pueden ser las consecuencias de pasar largas horas bajo el sol, si sientes alguno de estos síntomas, visita a tu médico:

  • Calambres por calor: son espasmos y dolores musculares provocados por esfuerzos intensos. A pesar de que los calambres de calor no son graves, estos son un aviso de que el cuerpo es muy sensible a las altas temperaturas y es más factible que sufras alguno de los síntomas siguientes.
  • Agotamiento por calor: generalmente se presenta si realizas ejercicios intensos o si pasas muchas horas en un lugar húmedo y caliente, ya que esto provoca que los fluidos corporales se pierdan por sudoración excesiva.  Si no eres atendido rápidamente podrías sufrir un golpe de calor. Los síntomas son piel enrojecida, sudoración excesiva, náusea, vómito y dolor de cabeza. La temperatura corporal no cambiará.
  • Golpe de calor: este puede ser mortal si la persona no es atendida de inmediato y con la atención necesaria.  Los síntomas son respiración rápida, piel caliente, roja y seca, cambios en la conciencia, pulso débil, respiración rápida y un cambio drástico en la temperatura que puede ascender hasta los 40 grados centígrados.

Siempre que empieces a sentir mareos y que te falta el aire muévete a un espacio con ventilación y coloca una toalla con agua fría sobre tu frente. Es muy importante que no realices actividades físicas al aire libre en las horas pico de calor. Así que ya lo sabes, disfruta del calorcito pero con responsabilidad.

Fuente: Americanredcross.com

Foto: Archivo


admin