Posted 14 abril, 2011 by admin in Blog
 
 

Todo lo que debes considerar para una fiesta infantil

Para que no falte comida  ni sobre tanto como para alimentar a un ejército, te decimos cómo calcular todo lo que necesitas para hacer una buena fiesta infantil sin quedarte en bancarrota.

1. Invitaciones:

  • Hazlas tú mismo con la ayuda del festejado, o bien, envía por correo electrónico una invitación digital. Incluye un mapa sencillo.
  • Confirma tres días antes de la fiesta quiénes de tus invitados asistirán.
  • Incluye un solo número telefónico para llevar el control de las confirmaciones.

2. Piñata:

  • Considera de tres a cinco kilos de dulces para una piñata promedio y, al menos, un kilo extra para los niños que no les vaya bien en la repartición.
  • Evita accidentes: los niños deben permanecer sentados en lo que esperan su turno.
  • Evita que los papás se abalancen al festín, además de que es injusto, podrían lastimar a algún pequeño.

3. Decoración temática:

  • Elige uno o dos artículos con la imagen que quiera tu hijo y complementa lo demás en color blanco.
  • Personaliza los vasos. Así utilizarán el mismo vaso durante toda la fiesta.

4. Comida y bebida para niños:

  • Sé generoso con los líquidos, recuerda que los niños comen poco y beben mucho.
  • Calcula una porción por cabeza y 10 porciones extra por si alguno desea repetir. Las aguas frescas les gustan a todos.
  • No ofrezcas alimentos muy calientes .Evita ofrecerles refrescos y bebidas empaquetadas en tetrapack. No quitan la sed, generan basura y son más caros.

5. Pastel:

  • Calcula tres kilos de pastel por cada 20-25 invitados.
  • También existe la opción de los pasteles hechos en porciones individuales, son ricos, la repartición es rápida y te ahorrarás los platos y cubiertos.

6. Comida y bebida para adultos:

  • Una lasaña con ensalada o unos tacos de guisado y guarnición, son opciones sencillas que te rendirán mucho.
  • Contabiliza dos porciones por adulto más 15 órdenes extra. Ofrece refrescos, agua mineral, agua natural y café.
  • No ofrezcas alcohol, te evitarás una infinidad de problemas.

7. Juegos:

  • Renta un inflable y organiza juegos en los que todos los niños puedan participar: las carreras de costales, las donas colgantes y hasta el juego de las sillas siguen vigentes.
  • Evita los tumblings, aunque tengan red, pueden ocasionar accidentes.

8.        Show en vivo:

  • Aunque los hay de todos los precios, difícilmente pagarás menos de $1,500 por 40 minutos de entretenimiento.
  • Contrata este tipo de atractivo solo si ya cubriste los gastos anteriores y te queda un monto para ello.

Recuerda que si hacer una fiesta se sale de tu presupuesto, es mejor dejarla para otro año que endeudarse. En ese caso es mejor regalarle algo a tu hijo más barato que no te meta en problemas económicos.

Foto: Archivo


admin