Posted 10 diciembre, 2010 by admin in Blog
 
 

¡Levántate y muévete!

El sedentarismo, además de la obesidad y el tabaquismo, es uno de los principales enemigos de la salud en occidente. Un reciente estudio reveló que la escasa actividad física y las horas que se permanece sentado aumentan el riesgo de mortalidad. Mantenerse en esta posición por más de seis horas diarias aumenta el riesgo de mortalidad, con independencia del tiempo que se dedique después al deporte, sobre todo en las mujeres. El estudio, en el que han participado más de 123 mil personas sanas a quienes se les ha monitoreado durante 14 años, refleja que estar sentado influye en el metabolismo de los triglicéridos, en el colesterol y en las lipoproteínas de alta densidad, entre otras, todos ellos biomarcadores de riesgo cardiovascular cuyo desorden incide en la salud de las arterias.

Dado este panorama, la recomendación de los especialistas es realizar pequeñas pausas entre horas para levantarse y caminar un rato. Por otro lado, es importante señalar que cada hora de televisión aumenta un 11% extra el riesgo de mortalidad.

La buena noticia es que un nivel de actividad física adecuado en adultos puede reducir la probabilidad de muerte por enfermedad a la mitad. El ejercicio de intensidad moderada aporta grandes beneficios. Por ejemplo, caminar con paso enérgico durante treinta minutos diarios puede ser una alternativa fácil de realizar. Los últimos estudios indican que dos o tres sesiones de diez minutos de ejercicio de intensidad elevada aportan, a las personas con un horario ajustado, beneficios similares que la misma actividad efectuada sin pausas. Para quienes no tengan ganas o tiempo, siempre será buena idea ir cambiando pequeños hábitos, como utilizar las escaleras, permanecer más tiempo de pie y caminar con más frecuencia. Con estas medidas, aparentemente simples, puedes hacer mejoras sustanciales a tu salud.

Fuente: Consumer Eroski

Foto: Archivo


admin