Posted 2 septiembre, 2010 by admin in Blog
 
 

Viajero prevenido vale por dos

Ya no metas las cosas del “por si acaso” en tu maleta. Mejor sigue estos tips y lleva a tu viaje lo que realmente necesitas.

  • Apunta en un papel cuántos días te vas y las actividades que piensas realizar, a partir de ahí haz la lista de ropa. No olvides anotar la ropa interior.
  • Revisa en internet el pronóstico del clima para saber qué tipo de ropa llevar.
  • Procura llevar pocos pares de zapatos. Estos son los que más lugar ocupan en la maleta. También asegúrate de que sean cómodos.
  • Coloca los zapatos en bolsas de plástico para que no ensucien tu ropa.
  • La ropa se arruga menos si la empacas haciéndola rollito.
  • Si vas a un lugar muy caliente, de todas formas empaca un suéter ligero. En los restaurantes y en los centros comerciales suelen poner muy alto el aire acondicionado.
  • Los objetos más comúnmente olvidados son el jabón, champú, cepillo y pasta dental, cepillo para el cabello, toalla y demás artículos de higiene personal. Para evitar que te suceda, también haz una lista de las cosas de baño.
  • Lleva una mochila con las cosas importantes, como el pasaporte, dinero y un pequeño botiquín en caso de algún accidente o de que alguno de los viajantes se sienta mal. Si vas a viajar por carretera, siempre es recomendable traer un refrigerio.
  • Si viajarás por avión no lleves artículos de valor en las maletas que documentarás como dinero, joyas, equipo electrónico, equipo fotográfico, artículos frágiles y documentos negociables entre otros.
  • Por cuestiones de seguridad siempre asegúrate de ser tú el que empaque, pues el personal del aeropuerto tiene derecho a inspeccionar tu maleta o en caso de que vayas por carretera, un retén también lo puede hacer. No querrás encontrarte con algo que tú no colocaste en tu maleta y que pueda meterte en problemas.
  • Si piensas comprar muchas cosas en tu viaje es recomendable que lleves una maleta grande y no muy llena o una no tan grande pero con una maleta de mano adentro que se pueda doblar y no ocupe mucho espacio. Así la podrás usar en caso de que no te quepa todo a tu regreso.
  • Colócale una etiqueta a tu maleta con tu nombre, dirección y teléfono en caso de que sea extraviada.

Si sigues estos tips y viajas con precaución, sobra desearte ¡que tengas un buen viaje!

Fuente: Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y Nuestro rumbo

Foto: Archivo


admin