Posted 13 julio, 2010 by admin in Blog
 
 

Dale vacaciones a tus gastos

La temporada vacacional se avecina y queremos compartir contigo algunos consejos para que hagas rendir tu dinero. Lo primero que tienes que hacer es pensar en los tres rubros fundamentales: transportación, hospedaje y alimentación. Crea un plan de gastos estimando los costos de cada una de estas áreas. De esta manera puedes controlar mejor cuánto puedes gastar cada día y cuánto necesitas para volver a casa. Además, piensa en un pequeño fondo para gastos imprevistos.

Siempre planea con anticipación, los imprevistos cuando se está de viaje, pueden salir más caros de lo que imaginamos y pudieron prevenirse con algunas simples medidas, como por ejemplo, si saldrás en auto, haz las revisiones correspondientes, encuentra más información dando clic aquí o en la Revista del Consumidor de julio donde tenemos una Radiografía de los Servicios sobre la alineación y el balanceo. Cambiar alguna refacción con tiempo puede ser la gran diferencia. Por otro lado, conviene que tengas una reservación en el lugar donde te hospedes hecha con antelación, dando clic aquí podrás leer lo que puedes hacer si no te la quieren hacer válida.

Recuerda que en temporadas vacacionales encontrarás atractivos descuentos si cuentas con credencial de estudiante o de maestro, utilízala para descuentos en pasajes de autobús o en algunos hostales y museos.

Si planeas viajar en avión,  consigue las ofertas que continuamente hay en internet, mientras lo hagas con más anticipación, mayor probabilidad de que encuentres una mejor tarifa.

Una opción muy económica de vacacionar es acampar. Investiga los destinos turísticos donde lo puedes hacer. Existen playas paradisíacas y reservas de la biósfera lejos del turismo tradicional, que son verdaderos santuarios naturales.  El hospedaje no será de cinco estrellas pero sí el paisaje y la comida.

Ahora que si prefieres un hotel tradicional o tu destino es de ciudad, te recomendamos contratar los servicios “todo incluído” que tienen varias cadenas de hoteles, de esa manera te podrás olvidar del rubro alimentos, bebidas y hospedaje y sólo dedicarte a descansar. Piensa también en hostales y albergues para jóvenes, generalmente son más baratos que los hoteles, puedes conocer nuevos amigos y a veces regalan algún exiguo desayuno que te sabrá a gloria.

Si tu plan de vacaciones es un plan colectivo no deseches la opción de rentar una casa o departamento en el destino planeado, ya que entre diez amigos puede ser una opción costeable. Esta alternativa les permite hacer una compra general de víveres y poder cocinar entre todos.

Eso sí, hagas lo que hagas “no lleves todos los huevos en la misma canasta”. Viaja con tus documentos importantes siempre pegados al cuerpo, utiliza una cartera o “cangurera interior” para salvaguardar tarjetas, dinero y documentos oficiales. El dinero divídelo en partes, una parte en los calcetines, otra parte en tu bolsa interior y una tercera parte en tu habitual bolsa o cartera así podrás tener una cantidad a la mano para gastos comunes. Si requieres sacar dinero ya sea de tu zapato o bolsa interior, hazlo de forma discreta en un baño o cualquier otro lugar fuera de la vista de la gente.

Para investigar sobre rutas y destinos visita la página de la Secretaría de Turismo.

Foto: Archivo


admin