Posted 11 junio, 2010 by admin in Blog
 
 

Morir ecológicamente

pnaten2-300x166

Es una realidad, el día de hoy ya tenemos una opción alternativa al entierro y la cremación, además es ecológicamente viable, responsable y sustentable.  La técnica se llama disolución y fue creada en Escocia para disponer de los restos humanos mediante un aparato que acelera la descomposición del cuerpo (que normalmente ocurre en un lapso de hasta veinte años) en cuestión de dos o tres horas. Sandy Sullivan, uno de los impulsores de este proceso lo explica: “sumergimos  (el cuerpo) en una solución de agua con hidróxido de potasio y lo sometemos a una temperatura de 180 grados centígrados. El resultado es una pila de cenizas blancas similares a las que resultan de una cremación tradicional, pero con una huella de carbono mucho menor”. La resomation (como se le conoce en inglés) utiliza ocho veces menos energía.

Fuente: BBC

Imágenes: Jcmar.net @flickr y Sridgway @flickr


admin