Posted 8 junio, 2010 by admin in Blog
 
 

¿Computadora de escritorio o portátil?

Seguramente has estado en la disyuntiva sobre cuál es el tipo de computadora que más te conviene. Por eso hemos preparado un pequeño análisis sobre las ventajas que ofrece cada tipo de computadora, a fin de que elijas la más adecuada a tus intereses, posibilidades y circunstancias.

Una computadora usualmente representa un gasto significativo para nuestro presupuesto. Debemos partir de que la tecnología avanza a pasos agigantados aunque no por eso las computadoras cambian cada semana. Una computadora puede durar años brindando un servicio óptimo si cuenta con la capacidad suficiente para los programas que nos interesa operar.

Hace quince años la diferencia de precio entre computadoras portátiles y de escritorio era mucho mayor que ahora por eso valen la pena las siguientes consideraciones.

Evidentemente, la movilidad será el principal factor para decidirte por una laptop si tus requerimientos laborales lo exigen, pero la comodidad y la ergonomía siempre estará a favor de las computadoras de escritorio, toda vez que generalmente serán monitores más grandes, que evitan forzar la vista, el teclado es más grande, lo que evita lesiones de muñeca y no se obliga al cuerpo a concentrar la acción en una zona concreta.

Cuando de averías o servicios se trata, una máquina de escritorio ofrece la posibilidad de discriminar qué parte se debe revisar: monitor, teclado, mouse, CPU, etc. Esto puede facilitar el mantenimiento y reducir el tiempo en que nos quedemos sin la máquina;  por otro lado, si se trata de una laptop, tendríamos que prescindir de ella el tiempo en que dure la reparación de cualquiera de sus partes.

Los riesgos en una computadora portátil son mayores porque evidentemente estarán más expuestas a accidentes. Las estadísticas confirman una mayor durabilidad en las computadoras de escritorio.

La distancia entre los componentes de una computadora de escritorio permitirá una mejor ventilación y un mejor rendimiento energético general. Sin embargo, en estos tiempos también se debe pensar en las condiciones espaciales, un inconveniente en la mayoría de las nuevas viviendas, que tienden a reducir los metros cuadrados.

Fuente: Consumer.es

Imágenes: Cordey @flickr


admin