Posted 2 junio, 2010 by admin in Blog
 
 

Los sustitutos de la sal

Debido a ciertos problemas de salud como hipertensión, enfermedad cardiovascular o retención de líquidos los médicos recomiendan la disminución o la supresión total de la sal. Es por eso que existen sustitutos de sal o sales reducidas en sodio.

Los sustitutos se elaboran con compuestos de potasio o de magnesio . Al procesar los alimentos se añade cloruro de potasio  (KLI), pero su sabor e ineficacia como conservador han limitado su uso.

La personas con diabetes tipo 1, males renales o cardiovasculares deben consultar a su médico antes de consumirlos.

También hay sal con especias o extractos vegetales para dar sabor a los alimentos con poca cantidad.

Otra opción son los reforzadores del sabor, como extractos de levadura y glutamato monosódico,  los cuales actúan activando los receptores en la boca y garganta.

Los componentes de la sal son vitales para el organismo, sin embargo una persona adulta puede vivir de forma saludable con menos de 0.5 g diarios, pero si abusamos de su consumo se desencadenan graves problemas de salud.

Encuentra más información en nuestra Gran Edición de la sal en la Revista del Consumidor de junio.

Imágenes: mccun934@ flickr y Archivo


admin