Posted 21 mayo, 2010 by admin in Blog
 
 

Oficina en casa a prueba de niños

Cada vez es más frecuente que muchas madres o padres jóvenes que trabajan desde su casa deben conjugar la guardería con la oficina freelance. Aquí algunas recomendaciones para hacer de tu espacio de trabajo un lugar seguro para los pequeños.

Los niños son incansables exploradores de cara rincón de su entorno. Ten en cuenta que los muebles que tienen ruedas son potencialmente peligrosos para ellos, colócales tapas plásticas o portavasos en las ruedas con el fin de que queden anclados al suelo.

Los cables suelen conformar una maraña inexpugnable detrás del escritorio o debajo de éste. Organízalos sirviéndote de multicontactos, cinturoncillos de velcro y ubica dónde debe ir cada uno para mantenerlos lejos del alcance de los pequeños, ellos podrían usarlos como cuerda para saltar o algo peor.

Enseña a los niños a no tocar los diversos dispositivos electrónicos de tu escritorio. Cuando no los uses es mejor que los guardes en un gabinete o armario bajo llave.

Conviene cambiar los tomacorrientes por aquellos que tienen tapas incorporadas y que se cierran automáticamente al desconectar los cables, ya que las tapas quita-pon para tomacorriente pueden representar un riesgo de asfixia.

Una oficina, estudio o taller en casa está lleno de objetos potencialmente peligrosos para los niños. Es muy útil poder cerrar con llave estos espacios cuando no se estén ocupando.

Conviene tener a la mano una reserva de juguetes, algo sencillo como un cuaderno de iluminar, hojas y crayolas, un poco de plastilina o algún juguete de su preferencia mantendrá al infante ocupado mientras sus padres trabajan.

El escritorio debe permanecer limpio en todo momento, con las tazas de café o líquidos alejados de las orillas o del posible alcance del niño. Objetos peligrosos como abrecartas, tijeras, navajas, engrapadoras, clips, ligas, tachuelas, etc. es conveniente tenerlas en un contenedor aislado, un bote o caja donde podamos encontrarlos cuando se necesite para luego guardarlos bajo llave en un cajón o gaveta.

Será mejor que por ahora prescindas de la trituradora de papeles.
Recuerda que los pequeños siempre trataran de imitar la manera en que tú utilizas las cosas, sin embargo el infante no está capacitado aún para operar estos instrumentos por eso pueden resultar lesionados incluso fatalmente.

Échale un ojo a nuestras 5 reglas de oro para la seguridad del bebé.

Fuente: consumerreports.org

Imágenes: Archivo


admin