Archive for noviembre, 2014
 
 
 
Finanzas personales
 
1
1
1

Sólo hay una cosa más complicada que elegir el ordenador perfecto: pagarlo. De entre todas las opciones a crédito que existen para hacerte de una de estas “maquiladoras de sueños”, ¿sabes cuál le conviene más a tu estilo de vida y presupuesto? Descúbrelo aquí. ¡Qué lejanos parecen ahora esos años donde adquirir un equipo de cómputo era un lujo! Hoy en día, poco importa la profesión que tengamos, tarde o temprano, por angas o mangas, todos terminamos siendo sorprendidos con las manos en el teclado. De acuerdo con cifras de INEGI1, en mayo de 2010 existían en nuestro país 38.9 millones de usuarios de computadora y 32.8 millones de personas con acceso a internet; el grupo de edad más nutrido entre los usuarios era, en ese año, el conformado por los jóvenes de 12 a 24 años. A pesar de que la tendencia a adquirir uno de estos equipos va a la alza –y, en algunos casos, sus precios a la baja2–, comprar una computadora sigue siendo ...

 
Consumo 2.0
 
2
2
2

Gracias al advenimiento de internet, esta modalidad de aprendizaje se ha convertido en una opción para quienes desean seguir aprendiendo, pero no disponen de tiempo o facilidades para cursar un programa de estudios tradicional. Hace tan sólo unos años, la educación a distancia era sinónimo de calidad dudosa o escaso profesionalismo. ¿Quién puede olvidar los cursos de detective por correspondencia que se ofertaban en las tapas de revistas junto a lentes de rayos X y esos audiolibros para convertirse en psicólogo profesional en 12 fascículos? Gracias a la educación en línea –popularizada como e-learning–, los cursos a distancia han perdido aquella aura dudosa y poco profesional para convertirse en una opción para quien realmente cree que el conocimiento no sabe de tiempo ni espacio. Interacción en línea La educación a distancia no es una novedad. Sea por correo postal, televisión, radio u otros mecanismos, desde el siglo pa...

 
Finanzas personales
 
2
2
2

¿Piensas que es imposible ahorrar y ganar dinero al mismo tiempo? Te equivocas. Déjanos platicarte sobre los Cetes, una forma de inversión que, además de generar rendimientos, te ofrece la seguridad que otros métodos, como las tandas, no poseen. Que tire la primera piedra quien nunca haya considerado entrar a una tanda. Se organice entre amigos, familiares o compañeros de la oficina, resulta una forma sencilla de obtener un “préstamo” para ahorrar o salir de algún apuro económico sin tener que recurrir a un organismo financiero, como un banco o una casa de empeño. Pero si lo que estás buscando es ahorrar, invertir tu dinero con un riesgo mínimo, o simplemente ponerlo en algún lugar seguro, quizá las tandas no sean tu mejor opción. ¿Has oído hablar de los Cetes? Pilar y Mónica tampoco. Ambas tenían la meta de juntar 10 mil pesos para comprar una televisión y una caminadora eléctrica, respectivamente. Sin embargo, a pesar de que ...

 
Consumo 2.0
 
1
1
1

En nuestro país ha comenzado a aparecer por aquí y por allá, como ronchitas de varicela a blanco y negro. Sin embargo, alrededor del mundo es toda una fiebre que cada día conquista a más consumidores. Este código QR es una sorpresa que la Revista del Consumidor ha preparado para ti, en el afán de predicar con el ejemplo. Este código te llevará a contenido exclusivo en el Portal del Consumidor. Sigue las instrucciones al otro lado de la página y mira lo que pasa. Hace poco más de una década, intelectuales de la talla de Dominique Wolton o Giovanni Sartori no tenían el menor empacho para declararse abiertamente escépticos de la llamada –y aún en pañales– “revolución del internet”. En obras como Internet ¿Y después qué? o el ya considerado un clásico contemporáneo Homo Videns, ambos autores lanzan buscapiés a sus detractores: si bien internet representa un salto tecnológico, ello no quiere decir que sea un fenómeno que revoluci...

 
Finanzas personales
 
1
1
1

¿Crees más factible sobrevivir al fin del mundo que al final de tu quincena? Entonces quizá debas reconsiderar ese viejo hábito que dominaban tus abuelos: ahorrar. Créenos, es más fácil de lo que imaginas (o al menos más sencillo que andar haciendo malabares para pagar tus deudas). Si lees con atención las entrevistas a los grandes empresarios, magnates y estadistas de las economías más estables del orbe, notarás que entre sus “recetas para ser millonario” siempre destaca una rigurosa política de ahorro. Al grado que muchos han puesto de moda la “regla del 10%”1, que consiste en separar y no tocar dicho porcentaje de cada ingreso que cae en tus manos. ¿Te suena a una auténtica misión imposible? Ahorrar es más fácil de lo que piensas; o al menos es más sencillo que el circo, maroma y teatro que debemos armar cuando encaramos un imprevisto. Al final del día, es una mera cuestión de orden y disciplina, es decir, de higiene financi...